ANGELORAPIA (Angeloterapia)

MISIÓN: "Exhortar al lector al descubrimiento de nuevas técnicas de bienestar y sanación que existen a través de los Ángeles, tales como la Meditación, el Yoga, el Chi Kung, etc.; que le ayudarán a retomar su vida espiritual y a reencontrarse consigo mismo, entendiéndose y sanándose, convirtiéndose en personas más plenas, más felices y, por ende, a enfrentarse con mayor coraje y positivismo a los embates de la vida diaria".



Total de Visitas
contador de visitas




NAMASTÉ



“Con el Poder del Yo Soy, el que Yo Soy y mí Intención más Pura, YO Decreto, Aquí y Ahora: Que hago reinar permanentemente el Amor, la Paz y la Alegría en mí y mí alrededor, para mi más alto beneficio, el de TODOS, de la Madre Tierra y del Universo Entero.
Así Es”


CONSULTAS
AQUÍ


“La Espiritualidad más expandida es el AMOR en VERDAD Iluminado”


días online
entradas
comentarios

¿Qué es el Reiki?

Veces visitado:


Reiki es una forma de sanación y apoyo para cambiar las conductas y actitudes indeseables; un sistema ancestral, de gran sencillez, para curar transmitiendo energía por imposición de manos.. Produce resultados tan asombrosos, que se ha introducido amplia y rápidamente en la parte occidental de nuestro planeta.
Las enfermedades son desequilibrios energéticos internos que causan la pérdida de la salud en sus aspectos físico, mental y emocional.
El Reiki forma parte de las técnicas que usan la energía para curar. Es una de las técnicas más sencillas y eficaces. Con el empleo del Reiki, las condiciones negativas se convierten en positivas.
Reiki es un concepto formado por dos vocablos japoneses: Rei y Ki, que se refieren a dos formas de energía que son fundamentales.  Las mismas energías que han sido conocidas por distintas culturas, recibiendo denominaciones como "Prana" en la India, o "Chi" en la China, y que también algunos científicos han denominado "Bioenergía" o "Bioplasma".
Rei significa energía del universo. Todos los seres estamos conectados a esta forma de energía. Cuando fluye libremente a través de nosotros, produce salud y bienestar.
Ki es la energía vital que circula dentro del organismo de los seres vivos. Esta energía y la calidad de la misma, difieren de un ser a otro.
Todos los seres vivos tenemos Ki. El Ki requerido por una visera o un órgano, depende de la estructura y densidad de este. Si el Ki deja de circular totalmente en un organismo vivo, la vida se interrumpe.
El Reiki es también una útil herramienta coadyuvante en la terapia médica tradicional, a la que complementa estupendamente, sin contraponerse en ningún sentido, y acelerando fuertemente la recuperación integral del paciente.



Historia del Reiki
Los orígenes del Reiki se pierden en la noche de los tiempos. Se encuentran indicios de él en sutras budistas que datan aproximadamente del siglo V antes de Cristo.
Según ello, esta técnica terapéutica sería originaria de la India, en donde en el Tibet le hicieron ligeras variaciones de forma, que no modifican el concepto original, por lo que podemos considerar que ambas escuelas forman el Reiki tradicional.
El Reiki era fácilmente accesible para toda la población, pues no se cobraba por su enseñanza, ni por los tratamientos de curación y apoyo. Tenía el noble propósito de servir a la comunidad.
La enseñanza era oral y no se conocen documentos antiguos que describan esta disciplina. Esto propició que con el tiempo, el Reiki desapareciera casi por completo.
Oculto para la humanidad durante mucho tiempo, el Reiki fue redescubierto a mediados del siglo pasado, por el japonés, Mikao Usui, sacerdote cristiano, profesor de teología y rector de la universidad cristiana de Doshisha, en la ciudad de Kioto en Japón.  Era adepto de una escuela Tendai (el Budismo tántrico japonés y, a su vez, era un practicante de Ko-Fo (la versión japonesa del Chi kung), el arte yóguico de la respiración y la meditación para controlar las energías básicas del cuerpo y del entorno.
Motivado por la interrogante de sus alumnos acerca de cuál era el método de curación mediante el cual Jesús sanaba a los enfermos, Usui emprendió por su cuenta una extensa investigación en fuentes cristianas y también budistas. Al cabo de diez años de intensa búsqueda, y tras vencer numerosas dificultades, logró redescubrir y develar la técnica del Reiki.
El último escollo que tuvo que superar, fue una prueba consistente en 21 días de meditación, ayuno y oración, en el monte sagrado Koriyama.
Al final de este lapso Mikao Usui tuvo una extraordinaria experiencia de revelación: vio un rayo de luz que descendía velozmente desde lo alto, y sintió como éste lo tocaba con tal fuerza que lo tiró al suelo. Percibió entonces unos símbolos especiales, que después pudo comprobar que eran los mismos que había descubierto en sus investigaciones en antiguos escritos. Estos símbolos eran la clave de sanación que Cristo y  Buda utilizaban.
Cuando bajó de la montaña, Usui ya poseía el poder de sanar a otros.
Durante los años siguientes se dedicó a practicar este método, al que llamó Reiki, y luego comenzó a enseñarlo a otros.
Usui llevó a cabo muchos tratamientos Reiki y también formó a varias personas como terapeutas, de un modo muy simple, compartiendo primero con ellos su vida, y después en un silencioso círculo de meditación, por toda ceremonia, como maestros iniciados de espíritu a espíritu.



Los Tratamientos del Reiki
El objetivo básico de un tratamiento Reiki, es integrar e interactuar en forma armoniosa el Rei, la energía del universo, con el Ki, la energía vital interna de los seres vivos.  En el caso de las personas, animales y plantas, para el restablecimiento de su salud; y, a su vez, sólo para las personas, para la modificación de sus conductas, hábitos y actitudes.
El terapeuta de Reiki coloca las manos en distintas partes del cuerpo del paciente, específicamente en el lugar de sus centros energéticos, llamados chakras por los hindúes.
Los chakras son vórtices de energía rotatoria, que presentan distintas funciones y están ubicados en diversos puntos de los llamados "cuerpos sutiles".
Podemos imaginar estos cuerpos sutiles, como duplicados energéticos del cuerpo físico, y que residen en dimensiones de espacio-tiempo paralelas a la dimensión física que normalmente percibimos con nuestros limitados cinco sentidos sensoriales.
Por estar vibrando en distintas frecuencias estos cuerpos sutiles no los podemos percibir pero sin embargo están asociados con aspectos del área emocional, mental y espiritual de las personas.
Para el Reiki todas las enfermedades constituyen desequilibrios y bloqueos en el correcto flujo de la energía, a través de una red de canales ubicados en estos cuerpos sutiles.
Al traspasar energía del terapeuta al enfermo, el aura o campo bioenergético de éste se limpia y se equilibra, permitiendo que pueda actuar su poder natural de auto curación.
En una sesión de Reiki son muy variadas las sensaciones que puede experimentar el paciente. Algunos podrán percibir una sensación de calor, hormigueo, cosquilleo o vértigo.
Otros sentirán alivio de dolores, o se relajarán profundamente hasta dormirse en horas desusadas.
Algunos más con el Reiki pueden atravesar una fase de desahogo de emociones reprimidas, las cuales pueden ser el origen de sus dolencias psicosomáticas.
Es posible que el paciente llore o exprese su ira, o que empiece a hablar extensamente de lo que le ocurre. Todas estas manifestaciones representan liberaciones catárticas muy beneficiosas para el paciente.
La esencia del Reiki es el amor, y las sesiones constituyen una experiencia por la cual se establece un contacto con la Energía Divina que se hace fácilmente perceptible.
El terapeuta de Reiki debe estar consciente que la curación procede siempre de planos superiores, y es un poder restituyente que no posee, sino que se permite que se manifieste a través de él
Por ende, El Reiki pasaría a ser un sistema de comunicación, en donde:
El sanador realiza su función curativa empleando su energía mental y además, es el conducto por donde circula la energía Rei. Será el transmisor de esta forma de energía curativa al paciente.
Y, el paciente, es el receptor o destinatario de la energía curativa Rei que le envía el transmisor. El paciente es quién se cura a sí mismo, con el poderoso apoyo de la energía del universo. El efecto final de la recepción de la energía Rei en el paciente, es que facilita que este haga circular fluidamente su propio Ki, con la cantidad y calidad necesarias para que pueda vivir saludablemente.  Así, el paciente logra la reconexión con la Energía Maestra del Universo y consecuentemente se originan procesos de revitalización física, mental y emocional, que dan lugar a un estado de bienestar general y de salud.

El Sistema Usui, denominado también Usui-Tibetano, se enseña en tres niveles.
Junto con el redescubrimiento del Reiki, se elaboró una complicada estructura para practicarlo. Se crearon niveles jerárquicos de especialistas, que utilizando el pretexto de que los símbolos del Reiki eran sagrados y de que alguien pudiera hacer mal uso de ellos, los convirtieron en secretos, haciéndolos accesibles únicamente para los iniciados en un proceso de entrenamiento.
En el sistema de Reiki se diferencian tres grados. El primero es la introducción a la técnica que incluye una iniciación ritual, la cual le faculta para tratarse a sí mismo y a otros.
El segundo nivel del Reiki enseña símbolos que potencian aún más la energía, y permiten la condición de sanación a distancia.
El tercer grado constituye la maestría, y es el único nivel que faculta para iniciar a otros.


El Nuevo Reiki o Neo Reiki
La experiencia demuestra que si se enseña a curar por medio de la mente a 100 personas, transcurrido algún tiempo y después de que han adquirido algo de práctica, se tendrán 100 maneras diferentes de emplear el método que originalmente aprendieron. Cada quién le dará una variante, unas veces intensa y otras discreta, pero surgirán modificaciones.
El Reiki no es la excepción a esta regla, a pesar de los rituales y juramentos que se exigen a los aprendices para no modificarlo, ni revelar los símbolos y “secretos”.
Neo Reiki es el nombre que le estamos dando a las múltiples corrientes que están surgiendo para democratizar, volver a humanizar, mejorar y ampliar el Sistema Usui-Tibetano.
Publicaciones y reducción de los precios.- Debido a la publicación de varios libros sobre el Reiki, se está divulgando esta técnica cada día más y no es indispensable someterse al entrenamiento que proporcionan los instructores reconocidos oficialmente, ahorrando así a los aprendices los costos elevados.
Por otra parte, empiezan a proliferar instructores conscientes que cobran precios moderados, accesibles a la clase media, por lo menos.
Saben que tienen que obtener ingresos para vivir y que es justo que obtengan utilidades por impartir sus conocimientos, pero a la vez, que el verdadero valor de lo que enseñan es tan importante, que no puede cuantificarse con dinero.
Puede decirse, que nuevamente empieza a presentarse la tendencia a que el Reiki esté al alcance de toda la población, como al principio.

Mi canal de Youtube

Loading...